Qué me llevó a escribir sobre Alfonso XIII



Una de las preguntas que más me repite la gente es ¿por qué Alfonso XIII? La respuesta es la misma, porque es Alfonso XIII. Es el gran olvidado de la historia, nadie repara en él y quien lo hace es de manera despectiva.
Debo reconocer que al principio me costó mucho ponerle voz y, sobre todo, otorgarle sentimientos, no empatizaba en absoluto con mi protagonista, también yo me mostraba reacia y reticente con él. Hasta la mitad de la novela, nadie supo que estaba escribiendo, siendo uno de los motivos fundamentales este; el rechazo generalizado a este personaje. No quería contagiarme de ese desinterés.
Tras mucho investigar y leer sobre él, acabé si no empatizando, sí sintiendo pena. Me entristecía su vida. En los ojos de la autora, Alfonso, el rey, no disponía de un gobierno que supiera ayudarlo a reinar, ni de consejeros o preceptores que lo guiaran en su labor como monarca. Alfonso, la persona, careció de educación y personas que le mostraran su afecto y amor. Quizá eso lo llevó a entregarse a esa vida disoluta en la que se perdía y en la que jamás encontró lo que necesitaba: amor. Probablemente, la mujer que más lo amó fuera su mujer, la reina Victoria Eugenia, sin embargo, cegado por su posición de rey y acostumbrado a ser constantemente adulado, no supo reconocer el verdadero amor. Sin duda, todas las mujeres, miles me atrevería a decir, se acercaron por interés o por trabajo. Hasta su adorada Carmen, la que él entendió como su verdadero amor, acabó abandonándolo.
En los ojos del Rey es una novela histórica con una gran carga de novela romántica que en ocasiones roza el erotismo, porque así es su protagonista. Un rey que mucho tiene que ver en la actualidad. España poco ha cambiado, sigue siendo monárquica y borbónica; con los mismos problemas políticos que a principios de XX donde los diferentes partidos únicamente se entorpecen; donde el rey, en este caso el emérito, pasará a la historia por las constantes y sonadas deslealtades a la reina, ah, sí, es verdad, algunos nos acordaremos de su papel en el Golpe de Estado; Valle-Inclán ya no está pero su frase “al Borbón no lo echaron por rey sino por ladrón” seguirá de plena actualidad si se demuestran las cuentas y extraños contactos de Juan Carlos I.
Hoy la monarquía está en constante examen y entredicho por lo que las vidas de los royals, como ahora los llaman, están de moda. Deberían acceder a dar entrevistas porque su obligación es darse a conocer, acercarse al pueblo ya que no son ciudadanos normales, son una Institución, son personajes históricos que las generaciones venideras estudiarán y de quienes escritores como yo, seguiremos novelando.
 Alfonso XIII fue elegido como el gran protagonista de mi novela En los ojos del Rey, por personaje histórico, por su ajetreada vida sentimental y sexual, por Borbón, por su vigencia más absoluta reencarnado en la persona de su nieto, nuestro emérito.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Gracias

Modas de verano

Palabrerío cartagenero