Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Comprar un libro por su portada. ¿Sí o no?





Una vez me dijo una persona muy leída e instruida, que debido a la cantidad de libros que hay en el mercado en los últimos tiempos y con portadas tan atractivas, había tomado la determinación de comprarlos atendiendo a aquella que le llamaba más la atención. Claro que estoy hablando de alguien que lee mucho y más; ah, y con un poder adquisitivo importante. Esto facilita todo siempre, porque cuando tienes que contar cada euro, la cosa cambia.

Entonces, ¿estamos ante una nueva práctica de compra de libros?

Resulta evidente que estas preguntas tienen sentido únicamente cuando hablamos de autores noveles, no conocidos y que carecen de fama. Los demás, venden solo con su nombre.

Así que, me he puesto manos a la obra y he pedido opinión a tres grupos de personas bien diferenciados: escritores, lectores y libreros.

Los escritores consultados a través del grupo de Facebook El escritor emprendedor lo tienen claro en su mayoría: la portada por sí sola no es lo más relevante. ¿La estética es importante? Sí, pero sin una sinopsis atrayente y un título llamativo, no hay compra. Por tanto, el valor de un libro lo aporta la sinopsis.
Los escritores, por lo general, son mucho más exigentes a la hora de seleccionar lecturas. Desde luego, no se dejan engatusar (me encanta este verbo) por la belleza de una portada. Primero atenderán al título y sinopsis y, en caso de recibir el aprobado, es cuando abren el libro para leer esa primera página.

La escritora Gabriella Campbella la que admiro y sigo, como tantos miles de escritores, hace referencia a un sector que tiene especial relevancia: Amazon. Las encuestas realizadas en Amazon por parte de escritores para valorar la decisión de comprar de un libro, queda de la siguiente manera:

 Portada
- Reseñas
- Descripción

Este es el orden que los lectores que compran en esta plataforma siguen como un mantra a la hora de hacer click en el botón de compra.

Primero te entra por el ojo, después debes cerciorarte de que a otros les ha gustado. Claro, presuponemos que lo que atrae al vecino a nosotros también (por suerte, no actuamos igual con el marido/mujer de la vecina). Por último, estoy casi decidido a comprar el libro, pero, quizá es interesante saber de qué va la vaina, ¿no?, pues voy a leer la sinopsis.

Los lectores consultados en Facebook e Instagram, por su parte, están divididos. Los hay que se decantan por la portada llegando a comparar los libros con los vinos. Si la etiqueta de un vino te llama la atención y decides darle una oportunidad, ¿por qué no hacer lo mismo con un libro y, en este caso, su portada? De este modo puedes vivir una experiencia positiva o negativa.



Estos lectores opinan que se trata de una buena forma de conocer a autores nuevos a los que, si no es por esa llamada de atención de la portada, no te hubieras acercado.

Otro grupo importante es el de los lectores que se acercan a los libros como al cine. Buscan previamente información sobre el libro y no suelen salirse de su norma.
Incluso, alguno opina que la portada es más un motivo de exclusión. Si esta no resulta atractiva, no le dará la oportunidad a la sinopsis.

Finalmente, he hablado con Luis Compés, presidente de la Asociación de Escritores de Madrid y librero de Notting Hill, librería de Alcalá de Henares.
Luis lo tiene claro, una mala portada puede arruinar la venta de un libro.
Recuerda que estamos hablando de autores desconocidos, porque los consagrados no necesitan ni una buena portada ni un buen título, ya que su nombre vende por sí solo.
Por tanto, la portada, dice Luis, es la primera llamada de atención, después es necesario un título que conecte con el lector, esto es básico para captar el interés. Porque sin duda, una portada sola no vende.

Y lo deja muy claro con este símil:

“La portada es ese lugar al que vas a pescar, el título es la caña y el subtítulo el cebo”.

Introduce aquí, eso es importante y nadie había hecho referencia, el concepto del subtítulo en el que los lectores encuentren la necesidad de leer el libro.

Conclusión: la portada importa y mucho. No es determinante, pero sin duda, se trata una importante tarjeta de visita.

Para ti, ¿es importante la portada? Cuéntamelo en los comentarios.

Comentarios

  1. Hola, Sonia. Buenos días. Solía ser un factor importante para mí. Dejó de serlo cuando me detuve y me di cuenta de que a veces juzgaba libros que no había leído. Eso sí que era malo. Ahora me da igual. Me atrevo con libros que parecen distantes de mis gustos, y lo cierto es que no me he arrepentido de esta nueva estrategia. Un cordial saludo.
    Manuel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel, creo que tu estrategia es positiva y estoy segura que descubrirás a grandes escritores por el camino.
      Gracias por leerme.

      Eliminar
  2. Para mi es fundamental el autor, la editorial y la temática por este orden. Ahora bien, para un comprador medio...la estética es fundamental

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leerme y comentar.
      Espero que alguna vez seas "infiel" a ese orden para tener la oportunidad de conocer a autores autopublicados. Seguro que hay alguna sorpresa😋. Saludos.

      Eliminar

Publicar un comentario