Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Verano y lectura. Mis lugares para leer.


Con el verano llega el calor, el sol, la playa, las vacaciones, en definitiva. Al menos así son las mías. Y como estoy en mi época favorita del año y lejos del encorsetamiento del invierno, hoy te voy a contar un poquito de mí, de mis gustos y momentos favoritos para leer. Si no te interesa, puedes dejar en este punto la lectura y dedicarte a lo que realmente te apetezca hacer que, para eso, tú también estás de vacaciones. Pero si quieres descubrir un poco más de mí, te diré que, además de escribir, adoro el verano porque es la época del año que me permite dedicar más tiempo a mis grandes pasiones: leer, mi familia y el mar.

Mi vida ahora está en Madrid, ciudad que adoro y de la que no quiero salir. Por  diversos motivos que quizá te cuente algún día, me ha atrapado. Madrid es mi día a día, mi vida, porque es donde he formado mi familia, sin embargo, cuando llega el verano, aquí no hay playa. Entonces, como si junio fuera poseedor de una fuerza centrífuga, me empuja hacia mi tierra y acabo desembarcando en mi querido Mar Menor durante una gran parte de las vacaciones. En realidad, el clima tan húmedo y caliente lo soporto cada vez menos, llegando a crisparme los nervios en ocasiones, sin embargo, me devuelve a mis veranos de la infancia, a los eternos meses de estío en familia y primeros años de juventud con mi persona favorita en los que la mayor preocupación era cuadrar el calendario con toda la pandilla y saber cuándo coincidiríamos. Hoy, quedamos pocos de aquellos, pero seguimos conservando la misma preocupación, entre otras muchas más.

Verano tras verano en estas aguas y van más de treinta.


Ahora, mi persona favorita y yo compartimos motivos para volver cada año al mismo lugar que ya no es tan atractivo como antaño: regalar a nuestros hijos la oportunidad de disfrutar de esta experiencia compartiendo su tiempo con la familia. 
Por mi parte, quiero dedicarles todo el tiempo a mis padres, simplemente porque se lo merecen y a mí me apetece. 

Además, aquí tengo a mi mejor amiga, mi hermana. No es fácil ser mi hermana, y que conste que esto lo reconozco en público porque lo hago parapetada por la pantalla de mi ordenador; no soy tan sincera y valiente, no te creas. Mi hermana es mi mejor amiga, mi refugio, la que me mejor me conoce y con la que más me río. Sí, me hace reír muchísimo y eso es simplemente genial.


Como te decía, no todo es escribir o leer, me pierde salir a cenar, las cervezas en la terraza, hablar con la gente y el mar.
Hace unos meses, te contaba las claves para aprovechar el tiempo y encontrarle un hueco a la lectura y hoy te voy a mostrar mis lugares favoritos para leer durante las vacaciones, porque es una de mis aficiones preferidas y de las que más disfruto en verano.

Primero te confesaré un secreto: mi libro electrónico es mi compañero de viajes. En excepcionales ocasiones me acompañan los libros de papel, pero por cuestiones logísticas y lógicas, el kindle es el rey. Son muchos los libros que leo en verano y poco el espacio del que dispongo.  
Adoro el mar, por eso, es uno de mis lugares preferidos para abandonarme a la lectura, aunque reconozco que, a veces, es difícil concentrarse en el libro cuando tienes ante ti tanta belleza y tranquilidad.

En la proa navegando entre las islas de mi novela En los ojos del Rey.

En la orilla del mar.

Leer en el Mar Menor es un lujo, ya no solo por el encanto del entorno, sino porque te despreocupas de los niños, ya que para ahogarse tendrían que decidir entre varios beberse el agua a la vez. Si no conoces esta gran laguna, deberías hacerlo: es un enclave único. Dicen que es el mejor mar para los niños, yo añadiría que también para los padres. En serio, libres de peligros, pueden jugar, bañarse o hacer bonitos castillos de arena mientras tú lees, charlas, tomas el sol o una cerveza bien fresquita (esto es importante para soportar la pesada humedad y calor sofocante. Sí, es la parte negativa de la zona, de lo contrario, hablaríamos del paraíso.)


Mi otro gran momento de lectura es antes de dormir. Esto es algo que solo me pasa en verano, supongo que será porque no estoy metida en la vorágine agotadora del día a día, pero no puedo dormir sin leer antes (en invierno, me desmayo literalmente sin llegar a leer una sola hoja).

Y ¿qué me tiene atrapada este año? Aquí te cuento algunas de mis lecturas para estos meses.

- 30 maneras de quitarse el sombrero. Elvira Lindo. Porque me gusta ella, sin más explicación.
- Tristana. Benito Pérez Galdós. Un clásico, para mí, el rey.
- Cómo monetizar tu blog de escritor. Ana González Duque. A ver si aprendo algo de provecho.
- Llevo tus orgasmos puestos. Curro Castillo. Porque Curro es muy grande y porque nunca me había divertido tanto una presentación.
- Besos en los cristales. José Luis Labad Martínez. Pepe me está reconciliando con la poesía y este poemario es la escenificación. 
- D.I.O.S. David Generoso. Algo de relatos cortos siempre viene bien para momentos breves.
Por último, dos autoras, dos géneros que van siempre conmigo.
- Los príncipes solo viven en los cuentos. Isabel Keats.
- Círculo cerrado. Conchi Aragón.

Así que, o bien junto al mar o en mi cama, junto a mi persona favorita, estos son mis dos momentos de lectura y lecturas estivales. ¿Me cuentas los tuyos?

Aprovecho para recordarte que te puedes suscribir y leer el primero cada post de los viernes.

Comentarios

  1. Muchas gracias por tenerme en cuenta entre tus lecturas, espero que las disfrutes todas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He dejado para las vacaciones a mis autores favoritos, así que disfrutaré leyendo.

      Eliminar
  2. Yo no tengo un mar cerca pero tengo mi momento piscina para leer y como tu aprovecho un rato en la cama antes de dormir. Aunque adoro coger un libro me acompaña el libro electronico donde, cuando acabo un libro, tengo muchos libros y la verdad que en estos ultimos meses me acompaña donde vaya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En verano es fácil encontrar ese ratito para la lectura. Disfruta de tus libros y del verano. Gracias por leerme.

      Eliminar

Publicar un comentario